Para que no cayera la esperanza

COMUNICADO
Nada
podrá
contra esta avalancha
del amor.

Contra este rearme del hombre
en sus más nobles estructuras.
Nada
podrá
contra la fe del pueblo
en la sola potencia de sus manos.
Nada
podrá
contra la vida.

Y nada
podrá
contra la vida,
porque nada
pudo
jamás
contra la vida.