CUANDO ME RIA CONTIGO

Cuando vengas
Y me ría contigo,
ya te habré olvidado;
ya se habrá apagado
la quemadura
que tu fuga
me dejara en el alma
Y podremos platicar
de nuevo. Y reírnos
Y vernos al fondo
de los ojos.
Y ya no buscare tu alma,
sino tu simple pupila,
Tu río de luz
Ahora no esperes
que me ría contigo.

Que te cuente historias
de países grises y lejanos.
que te mire a los ojos
con la gravedad de los míos,
Que acuda al nacimiento
Del beso en tus labios
Y pase junto a ti
Sin que me tiemble el tacto,
Porque aún no llega el olvido
Hasta mis manos
Y pudiera retoñar
tu cuerpo en el fondo
de las mismas,
hiriéndome el alma.

Pero será pronto.

Me quedaré viudo
de tus mares nocturnos,
porque te voy venciendo,
entregando mi dolor
sin que lo sepas.