POR TI

Por ti
soy hoy,
mi dulce visitante,
el hombre
menos solo del planeta,
el más colosal
hallazgo
de la alegría
en esta tarde,
que no podré
                        morirla
                                    ¡jamás!