Necesitamos un Instituto Pedagogico

 

            Dentro de los terrenos de la Educación Nacional, bastante desorientados por circunstancias hitóricas, sociales y económicas, se viene haciendo impostergable la creación de un Instituto Pedagógico, que tienda a recabar experiencias educativas y a planificar científicamente el desarrollo de nuestros sistemas de educación, con el objeto de superar la etapa puramente instructiva que pretendemos llamar educación.  Es necesario estudiar el pasado educacional del país, sus tendencias  pedagógicas pasadas, sus documentos que perviven sobre o a la par del tiempo, para poder trazar los conductos indispensables por los cuales se pueda insuflar dinámica a nuestros estudios primarios, secundarios y universitarios.

            La realidad del país, sus problemas de hondas raíces, sus preocupaciones mayúsculas, su indispensable desarrollo, nos indican la necesidad de darle a nuestros programas, planes y sistemas de estudios, una orientación clara y realista, un contenido unitario, capaz de crear hombres para la libertad, el combate, el trabajo y la superación; capaz de estructurar un pueblo rebeldemente bueno, con conciencia de su pasado, de su presente y de su porvenir, creyente ferviente de la democracia y amante de la humanidad; capaz de interpretar los fenómenos históricos y transformarlos con afán colectivista; capaz de poder defender la soberanía del país y la determinación del pueblo de darse su régimen político conveniente.

            Es indispensable, por lo tanto, el ordenamiento de nuestros propósitos educativos, superar la postura amorfa, sin contenido preciso, para el enfoque de los principales problemas nacionales, que esperan la intervención de los elementos capaces para su planteamiento y solución.

            Hasta ahora, ha faltado una institución de carácter nacional y científico, que penetre valientemente en las raíces nuestras, que investigue al ser salvadoreño, que nos diga quién es y como es, porque solo conociendo esto se podrá ir planificado de nuestro proceso histórico.

            Muchos han dicho, y es casi ya una frase de salón que solo la educación podrá solucionar los grandes problemas que confrontamos, pero no se crea que una expresión dicha así por así, para salir de un compromiso oratorio, es lo correcto.  La educación es el principal elemento para superar las condiciones actuales de nuestro pueblo, pero siempre y cuando se ponga al servicio de los verdaderos intereses populares Ir al meollo de las angustias naciones, descubrir las pústulas, poner de relieve nuestra situación, sin exageraciones ni encubrimientos de ninguna naturaleza, esa es la función de la educación, porque al interpretar y solucionar esos problemas está creando , formando, y formar y crear, son los atributos esenciales de la educación.

            Por todo lo anterior se hace necesario establecer un Instituto Pedagógico, indispensable para nuestra situación de pueblo semi-feudal, ansioso de superar esa etapa histórica.

 

Otto René Castillo

La Prensa Gráfica.  Martes, 7 de agosto 1956

San Salvador, El Salvador, C.A.

print this article send this article to a friend link to this article


Privacy Policy: The OttoReneCastillo.org, Guatemalan Poetry will not rent, sell, share or disseminate any information about you with other people or non-affiliated companies and organizations. We do not set client side cookies. Our server logs are used only for traffic analysis, and are erased from our server monthly. ©Copyright 1993 - 2012 by Computer Solutions - Chicago
The Four Corner Stones:
Cybernetic Democracy • Financial Justice • Ecological Harmony
Peace and Non-Violence
frontpage | headlines | next | deeper | top