Sistemas Penitenciarios Anticuados

Los sistemas penitenciarios salvadoreños son pésimos. Tienen todo lo que denigra la personalidad humana y nada que pueda enaltecerla. Sin embargo, pues nos presentamos ante los conclaves como países cultos, amantes del progreso y la democracia. Hablamos en cualquier oportunidad que tenemos sobre los altos vuelos filosóficos de los valores e incluso muchos se extrañaran de oírnos dar lecciones de axiología en ese sentido. Pero cuando se trata de llevarlos a la práctica, volvemos las espaldas y … se acabó la filosofía.

Nuestras cárceles antes que instituciones que tiendan a la regeneración de los reclusos son jaulas y celdas dolorosas y mortales donde las más bajas pasiones alzan cabeza. Se olvidan que los reos antes que otra cosa son seres humanos que han sufrido una desadaptación con el medio por fenómenos que tienen su punto de origen dentro de esta misma sociedad.

Creemos que los sistemas penitenciarios y óigase bien que nos referimos a sistemas, fueron creados para que lo seres humanos descarrillados en su función normal tuvieron un organismo que los reencauzara hacia un reconciliación con la sociedad. No para ahogar en los detenidos todo reducto humano. Porque si analizamos científicamente a los delictuosos llegaremos a la conclusión que son seres que no pudieron adaptarse al medio por una puñado de causas que tienen su base de sustentación en el mismo seno del ambiente.

Es indispensable que volvamos los ojos hacia esas lacras sociales, de las que no puede inculparse a un solo individuo ni a nadie de los que tienen en sus manos las aplicaciones diz que correctivas. El problema tiene raíces honda que involucran hasta un concepto de la vida o una posición del hombre ante el mundo. No debemos enfocar los problemas desde el punto de vista de “soluciónalo todo” que lo único que hace es señalar a un hombre como unidad, culpable de lo que sucede. La culpa es de todos que pierden hasta las más bajas nociones de dignidad, coraje, valentía para enfrentarse a dichos fenómenos, cierran los brazos egoístamente sin poner algo de su parte para aliviar esas graves injusticias.

Y, digo aliviar, porque la solución sólo podrá lograrse cuando los hombres tengan una manera de pensar que responda a los imperativos estrictamente humanos cuando no tengan que convertirse en unos “fuera de la ley” para solucionar sus dificultades de índoles diversas. Sean estas materiales, espirituales, psicológicas. Porque pretender que los reos se reeducan en nuestros penales de actuar completamente fuera de la realidad. Basta entrar a la Penitenciaría Central para darse cuenta de las condiciones tan inhumanas que viven los internados allí. Se subleva la sangre de ver es hacinamiento tan solo comparable a cierto campos que tanto condenaron hace apenas unos diez años. Los menores conviviendo con reos mayores de edad y de diversas clases. La enfermería con reos enfermos de los pulmones colocada en el centro de los que llaman talleres donde los demás humanos trabajan todo el día, exponiéndose al contagio inminente. Luego el espacio tan reducido para un numero de recluidos que asciende a más de mil quinientos. El sufrimiento allí se vuelve parte indispensable de todo. El que entra a esos rumbos por unos años ¡qué digo! Meses, ha de salir profundamente cambiado y no en sentido positivo sino a la inversa. Porque allí es capaz de ponerse amarga el azúcar. Debemos pensar en las formas de procurar que cesen esos ultrajes a los derechos indispensables de todo hombre.

Dar soluciones aquí sería muy presuntuoso, porque las soluciones tienen que provenir de un estudio detallado, y de un estudio eminentemente científico. Por eso nos concretamos a plantear un problema que agobia a los salvadoreños en general.

 

Otto René Castillo

La Prensa Gráfica. 1955

San Salvador, El Salvador, C.A.

print this article send this article to a friend link to this article


Privacy Policy: The OttoReneCastillo.org, Guatemalan Poetry will not rent, sell, share or disseminate any information about you with other people or non-affiliated companies and organizations. We do not set client side cookies. Our server logs are used only for traffic analysis, and are erased from our server monthly. ©Copyright 1993 - 2012 by Computer Solutions - Chicago
The Four Corner Stones:
Cybernetic Democracy • Financial Justice • Ecological Harmony
Peace and Non-Violence
frontpage | headlines | next | deeper | top