DUELE MENOS ESTAR SOLO

Creo

que duele menos

estar solo

con tu recuerdo,

bajo este cielo

duro,

bajo este viento

espeso

bajo miradas

agudas

que preguntan:

“¿Por qué sufren

tus manos en las tardes?

¿Por qué no vienes,

Sin la hoguera

de su pecho

lejano,

y te diviertes

con nosotras?”

 

Poder

asirse el alma,

sería eso.

Y renunciar

para siempre

al sitio

donde me espera

el viento

acariciando tus cabellos.

Lo sabes.

Contigo

no me cabe el mundo

en las venas.

Pero sin ti

soy demasiado pequeño,

para esta calle

de labios grises.

Créeme, tu ausencia quema,

alma mía.

Y tu recuerdo duele.

Ahora soy, por ejemplo,

el esqueleto

de una casa incendiada,

que se duele

en el fondo de la ceniza.

Y grito: “Llevadme llamas

con vosotras, a cualquier parte.

No me dejéis ardido

De escombros.

Llevadme, en vuestros lomos,

porque me duele

el calvariento recuerdo

de los pájaros que cantaron

en mi techo, por las tardes.”

 

Y solo pasa el humo,

frente a mis manos

que claman sin escuchas.

 

Así todos los días,

amante mía.

 

Créeme, pero me duele

más tu recuerdo,

amor mío,

que mi vencida soledad.

 

print this article send this article to a friend link to this article 


Privacy Policy: The OttoReneCastillo.org, Guatemalan Poetry will not rent, sell, share or disseminate any information about you with other people or non-affiliated companies and organizations. We do not set client side cookies. Our server logs are used only for traffic analysis, and are erased from our server monthly. ©Copyright 1993 - 2020 by Computer Solutions - Chicago
The Four Corner Stones:
Cybernetic Democracy • Financial Justice • Ecological Harmony
Peace and Non-Violence
frontpage | headlines | next | deeper | top