NI VIL NI NOBLE

No creas

nunca,

mi dulce visitante,

que soy el más vil

de los hombres

o el más noble.

En mì viven

la bestia y la nube

en hermandad insólita.

Y si tengo una luna

en la mano,

en la otra repta

tal vez un dinosaurio,

desesperado y solitario.

 

Por eso me despeñasco

a veces,

de mì, sin más remedio

que caer y caer y caer.

Pero también

hay dìas, inexorables,

en los que soy un viento,

y asciendo y giro como viento.

 

La frente es luego

un lucero que brilla y canta.

 

Y la mirada es tan ingenua,

que se pone a vivir

en el perfume de un naranjo,

suavemente ignorando

la palabra martirio.

 

Asi, pues,

mi dulce visitante,

cuando te beso,

te besa la humanidad

la boca

la bestia y la nube

que soy y sufro,

honradamente y sin sonrojo.

 

print this article send this article to a friend link to this article 


Privacy Policy: The OttoReneCastillo.org, Guatemalan Poetry will not rent, sell, share or disseminate any information about you with other people or non-affiliated companies and organizations. We do not set client side cookies. Our server logs are used only for traffic analysis, and are erased from our server monthly. ©Copyright 1993 - 2020 by Computer Solutions - Chicago
The Four Corner Stones:
Cybernetic Democracy • Financial Justice • Ecological Harmony
Peace and Non-Violence
frontpage | headlines | next | deeper | top