DE LOS DE SIEMPRE

Usted,

compañero,

es de los de siempre.

De los que nunca

se rajaron,

¡carajo!

De los que nunca

incrustaron su cobardía

en la carne del pueblo.

De los que se aguantaron

contra palo y cárcel,

exilio y sombra.

 

Usted,

compañero,

es de los de siempre.

 

Y yo lo quiero mucho,

por su actitud honrada,

milenaria,

por su resistencia

de mole sensitiva,

por su fe,

más grande

y más heroica,

que los gólogotas

juntos

de todas las religiones.

 

Pero, ¿sabe?

Los siglos

venideros

se pararan de puntillas

sobre los hombros

del planeta,

para intentar

tocar

su dignidad,

que ardera

de coraje,

todavía.

 

Usted,

compañero,

que no traicionó

a su clase,

ni con torturas,

ni con cárceles,

ni con puercos billetes,

usted,

astro de ternura,

tendrá edad de orgullo,

para las multitudes

delirantes

que saldrán

del fondo de la historia

a glorificarlos,

a usted,

al humano y modesto,

al sencillo proletario,

al de los de siempre,

al inquebrantable

acero del pueblo.

 

print this article send this article to a friend link to this article 


Privacy Policy: The OttoReneCastillo.org, Guatemalan Poetry will not rent, sell, share or disseminate any information about you with other people or non-affiliated companies and organizations. We do not set client side cookies. Our server logs are used only for traffic analysis, and are erased from our server monthly. ©Copyright 1993 - 2020 by Computer Solutions - Chicago
The Four Corner Stones:
Cybernetic Democracy • Financial Justice • Ecological Harmony
Peace and Non-Violence
frontpage | headlines | next | deeper | top